LEAN Management y Excelencia Operacional

Lean Management y Excelencia Operacional

Lean es la metodología básica en Excelencia Operacional. Lean es una cultura empresarial y social que consigue la máxima eficacia y eficiencia en entornos altamente competitivos, aprovechando el potencial e integrando a todas las personas.  

Lean genera flujo de valor. Para ello emplea unos Principios y unas Herramientas. 

 

PRINCIPIOS LEAN

  • Valor. Especificar el valor a los ojos del cliente. Simplificando: hay que identificar lo que valora el cliente. Lo que valora lo potenciaremos (centraremos nuestros esfuerzos en ello) y lo que no, lo eliminaremos (no perderemos recursos haciendo lo que a nadie importa) 
  • Cadena de valor. Visualizar los procesos por los que ese valor se desplaza. No importa lo bueno que sea cada proceso individual, sino toda la cadena, del proveedor al cliente. 
  • Flujo. Creación de flujo de valor. Que ese valor se mueva de modo continuo, ligero, sin interrupciones y a ritmo por toda la cadena. Esto aplica a los flujos de materiales, información y económico. Como sólo movemos valor, todos nuestros esfuerzos son útiles 
  • Pull. El flujo se genera desde el cliente. El cliente final especifica el valor y esa consigna es la que pone en funcionamiento el movimiento del valor a lo largo de la cadena. Es mirar al cliente y hacer y movernos a su ritmo. 
  • Mejora continua. O búsqueda de la perfección, consiste en recorrer este ciclo cada vez mejor, subiendo de nivel en cada vuelta y aplicando las herramientas con mayor precisión. Es un ciclo sin fin porque, como dice Benedetti: “Cuando aprendí todas las respuestas, me cambiaron todas las preguntas”. La palabra clave en Lean no es cambio, sino flexibilidad 

HERRAMIENTAS LEAN

Lean utiliza herramientas propias y herramientas adaptadas de otras disciplinas. Seguro que os suena 5S, Gestión Visual, VSM, SMED, Pokayoke, Células… Herramientas que ayudan a solucionar problemas específicos a la vez que refuerzan los Principios Lean en su afán de crear flujo de valor eficaz, eficiente y flexible. Nosotros agrupamos estas herramientas en cuatro pilares: JIT, Jidoka, Personas y Estandarización, bien entendido que las Personas son el centro de todas las actuaciones en Lean. 

¿Qué problemas resuelve LEAN?

Los problemas habituales de las empresas son, simplificando: 

  • Falta de estabilidad (desorden, incertidumbre, incumplimiento de compromisos, malentendidos, estrés y urgencias, apagafuegos) 
  • Falta de calidad (retrabajos, devoluciones, fallos) 
  • Falta de productividad: consumo excesivo de recursos (material, máquinas, tiempo, espacio) 
  • Falta de implicación de las personas y desaprovechar el talento 
  • Mejora en modo reactivo 

Para los que Lean aporta: 

  • Estabilidad 
  • Eficacia: Calidad a la primera en cada uno de los procesos 
  • Efectividad, consumiendo justo lo que se necesita 
  • Creación de consenso y compromiso 
  • Mejora continua, consolidando los avances y dotando de flexibilidad 

 

Todo esto lleva a aproximarnos a lo que todos deseamos: menores plazos, menores costes, menores recursos consumidos o sin utilidad, mayor flexibilidad, calidad total, seguridad física, seguridad en el cumplimiento de compromisos, mayor atractividad hacia el mercado e inversores… Si no fuese porque lo vivimos todos los días, dudaría si esto se puede conseguir. 

¿Quién puede trabajar con Lean?

Su aplicación está extendida en las empresas referentes, independientes de su tamaño y actividad: fábricas por volumen, fábricas por proyecto, oficinas, hoteles, hospitales, aseguradoras… Se puede aplicar en la globalidad de la empresa o en áreas concretas, recibiendo nombres como Lean Manufacturing, Lean Office, Lean Warehouse… Pídenos referencias de empresas que están trabajando con Lean o en las que estamos implantándolo. Seguro que las tienes más cerca de lo que piensas. 

¿Cómo se implanta Lean?

Se implanta… ¡en planta! No en oficina ni con presentaciones de powerpoint. No con largas reuniones y jornadas de motivación. Lean se implanta en equipo, en el gemba (lugar donde ocurren las cosas), participando y recibiendo los beneficios a corto plazo. Si haces algo por la mañana y no recibes beneficios por la tarde, no estás haciendo Lean. Y con una mínima inversión, incluso cero. ¿Recuerdas el Japón de postguerra? Si tienes que invertir más de lo que gastas en mantenimiento durante un par de semanas, es que no estás haciendo Lean. 

Transversalidad de Lean

Lean es muy potente. En poco tiempo obtenemos beneficios, con una mínima inversión. Sin embargo, para aprovechar toda su potencia en la empresa, Lean trabaja transversalmente pidiendo a todas las áreas qué le ayuden a ayudarle. Por ejemplo, Lean ayuda a Compras a que Compras le ayude en Almacenes, o Lean ayuda a Ventas a que Ventas le ayude en Flexibilidad. Esto es la base para la Excelencia Operacional, que no es más que aplicar Lean a toda la empresa a un altísimo nivel, protagonizado por las personas. 

 

¿Quieres más información sobre nuestros programas?