Capital riesgo: operaciones de financiación para proyectos empresariales

capital riesgo

Podemos definir el capital riesgo como una actividad financiera cuyo objetivo principal es proporcionar recursos temporales, a medio y largo plazo a empresas que tienen dificultad para acceder a otras fuentes de financiación, para favorecer su nacimiento, crecimiento o expansión.

Según la Ley 25/2005, de 24 de noviembre, donde se regulan las entidades de capital riesgo y sus sociedades, el capital riesgo consiste en una actividad financiera precisada en:

“inversiones temporales en empresas de pequeña o mediana dimensión con el fin de potenciarlas y proceder posteriormente a su desinversión, a medio o largo plazo, con el objeto de materializar la plusvalía que, en su caso, hubiera podido generarse.”

El término de capital riesgo comprende las operaciones de financiación de nuevos proyectos empresariales, así como las compraventas apalancadas de empresas en sus distintas modalidades.

Por tanto, podemos distinguir las siguientes operaciones de la industria del capital privado (private equity):

  • Las operaciones de capital riesgo (venture equity): se plantean como operaciones de financiación de proyectos empresariales nuevos, con grandes expectativas de crecimiento y con necesidades de capital que se realizan en las operaciones de financiación que se detallan a continuación:
    • Capital semilla (seed capital): se trata de la financiación inicial de un proyecto, que se emplea para la investigación, asesoramiento y desarrollo inicial de un nuevo proyecto o producto.
    • Empresas de nueva creación (start-up): se trata de financiación para el desarrollo de nuevos proyectos. Las starts-up son empresas con alto potencial de crecimiento, donde se pueden obtener altas rentabilidades en un corto periodo de tiempo.
    • Financiación puente (bridge financing): se trata de financiación proporcionada por una entidad con carácter temporal, a la espera de la obtención de una financiación definitiva. Esta financiación se suele poner a disposición de sociedades que van a llevar a cabo una Oferta Pública de Suscripción (OPS) o una Operación Pública de Venta (OPV).
    • Rescate (turnaround): se concede financiación a negocios o empresas que tienen graves dificultades financieras con el fin de su rehabilitación.
    • Capital expansión: se financia a través de fondos propios en empresas operativas para ayudarlas en su expansión con el fin de incrementar su capacidad de producción, el desarrollo del producto o mercado y/o el aumento del fondo de maniobra.
    • Capital de sustitución (replacement): en esta operación se busca la sustitución de un grupo de accionistas y se incluye la refinanciación de la deuda bancaria de la sociedad.

 

  • Adquisiciones apalancadas (leveraged buyouts):estas operaciones son una estrategia de compra de empresas, donde un comprador adquiere y financia una parte significativa una empresa, adquiriendo una participación mayoritaria dentro de la sociedad teniendo como respaldo los activos o flujo de caja de la empresa adquirida. Podemos encontrar operaciones de adquisiciones apalancadas en casos del siguiente tipo:
    • Liquidación o escisión de una sociedad: consiste en la separación del patrimonio de una sociedad mercantil inscrita en dos o más partes
    • Venta de una sociedad
    • Situaciones de desinversión por parte de grupos de sociedades que pretenden deshacerse de una rama de actividad o de una filial.

 

¿Te podemos ayudar?

Contacta con nosotros si quieres llevar a tu empresa al siguiente nivel.