En el mundo de los negocios, los empresarios buscan el crecimiento continuo de su empresa. Para lograrlo, frecuentemente se necesita financiación, por lo que es muy importante reconocer en qué etapa se encuentra su empresa y a qué tipos de inversores se puede acceder.

Por ello, desde CAPAZITA, hemos preparado un pequeño resumen de los principales tipos de inversores según la etapa del ciclo  de vida en la que se encuentre su empresa, tal y como se muestra en la gráfica.

– CAPITAL SEMILLA: La etapa inicial

Capital semilla es la etapa inicial, en la cual solo se tiene la idea de negocio pero todavía no se ha constituido la empresa. Por ello, para poder obtener financiación habrá que recurrir a familiares y amigos que confíen en tu idea de negocio.

– START UP: Crecimiento rápido y sostenible

Una vez toma forma esa idea y decidimos crear la empresa, surge lo que comúnmente se denomina Start Up. En esta etapa, se produce un crecimiento rápido y sostenible en el tiempo. Al no disponer de los recursos necesarios para financiar ese continuo crecimiento y, a la vez, no poder dar garantías para pedir financiación bancaria, el empresario puede acudir a dos tipos de inversores. El primero de ellos hace referencia a los Business Angels, inversores privados que aportan financiación, entre 100.000€ y un millón de euros, y experiencia; con el objetivo de obtener una ganancia futura. Por otro lado, tenemos a la figura de los Pledge funds, grupo de profesionales expertos en inversión que agrupa a unos cuantos empresarios en un club de inversores.

– FASE DE DESARROLLO: Pleno crecimiento

Transcurridos 3 años, nos encontramos en la fase de desarrollo de la empresa. Aquí, la empresa ya tiene una estructura definida y está en pleno crecimiento. A pesar de ello, es común que genere una caja inferior a la necesaria para seguir creciendo, necesitando por ello financiación. En este punto, nos encontramos con la figura de la Family Office, oficina creada para la gestión de grandes patrimonios empresariales y económicos pertenecientes a una misma familia y, los Capital Riesgo, instrumento financiero basado en la participación, de manera temporal y minoritaria, del capital social de una empresa; convirtiéndose así, en socio-accionista de la empresa financiada y, asumiendo con ello, los riesgos.

– ETAPA DE MADUREZ: Estabilización

Una vez superada la fase anterior, entramos en la etapa de madurez, donde la empresa deja de tener un crecimiento tan acusado, pero a diferencia de la etapa anterior se producen excedentes de tesorería, permitiendo repartir dividendos o reinvertir en la propia empresa. Es en este momento cuando aparecen los fondos de capital riesgo especializados en compra con deuda, denominados Buy Out, es decir, fondos que aprovechan la capacidad de endeudar la compañía para ofrecer un precio más elevado al vendedor. Para empresas de gran tamaño lo conveniente es la salida a bolsa.

 

Como hemos visto, es muy importante identificar en qué etapa se encuentra su empresa para saber a qué tipo de inversor dirigirse. Por eso, desde Capazita queremos ayudarte en este momento tan importante y contamos con un equipo especializado para ello. Si tienes cualquier consulta, no dudes en contactarnos.