e-commerce: Radiografía del comercio online en España

e-commerce

El comercio electrónico se ha consolidado en los últimos años como uno de los principales canales de distribución en España.  Según datos del VI Estudio Anual del eCommerce en España 2019, realizado por IAB Spain y Elogia, el 71% de los internautas españoles compra a través de Internet. El comercio electrónico arroja cifras tan relevantes como el ticket medio de compra, situado en los 64€ o la frecuencia de compra que asciende a 3 veces al mes.

Además, como dato significativo de la magnitud del comercio electrónico en España, destacamos que se sitúa como el cuarto país de Europa con mayores ventas en eCommerce, solo por detrás de Reino Unido, Alemania y Francia.

Desde Capazita, hemos analizado la situación que vive el e-commerce en la actualidad, cuáles son las tendencias de crecimiento, cómo se describe el perfil de consumidor online (o como hemos denominado, e-consumer) y cuáles son los rasgos del vendedor online (o e-seller).

¿Cuál es la tendencia del e-commerce?

Según datos de IAB Spain, el comercio electrónico se ha consolidado manteniendo niveles estables en cuanto al porcentaje de internautas que compran online. La tendencia en los próximos años es positiva, incrementando ligeramente el volumen de compra mediante este canal.

internautas

¿Cómo es el e-consumer en 2019?

El consumidor online español se sitúa en una franja de edad de 35-54 años. Un 52% de los compradores son hombres con estudios universitarios. El 52% de los compradores tiene hijos de entre 6 y 12 años.

En cuanto a los dispositivos preferidos por el e-consumer o consumidor online, encontramos en primer lugar los ordenadores (89%) seguidos de los smartphones (53%). No obstante, la tendencia de los últimos años prevé un sorpaso entre estos dispositivos, siendo mayor el porcentaje de crecimiento de compra online en los dispositivos móviles, que han crecido 8 puntos porcentuales en el último año. Las redes sociales más usadas por el e-consumer son Facebook, Whatsapp y Youtube.

Según datos de IAB Spain, el e-consumidor español tiene una satisfacción media de 8 sobre 10 tras realizar sus compras online. Las principales causas de una baja satisfacción suelen ser:  precios altos, pocos descuentos/promociones, mala calidad de los productos, pocos medios de pago, dificultad de uso de la tienda online, largos plazos de entrega o mal diseño web.

Con respecto al proceso de compra, el 68% de los compradores que buscan información a través de Internet cierran la compra mediante el canal online. Un 23% de los usuarios busca información en la red y finalmente compran en tiendas físicas. Finalmente, un 9% de los compradores busca información sobre los productos en las tiendas físicas y termina la compra mediante e-commerce.

¿Cómo es el e-seller en 2019?

Los pure players digitales o empresas nativas digitales siguen siendo las principales webs de compra online.  Aunque durante el último año también crecen las tiendas que venden tanto offline como online.

En cuanto a las categorías de productos con mayor venta a través del medio online destacan entretenimiento/cultura, viajes/estancias y tecnología. Los productos físicos con mayores ventas en este canal son ropa, libros, electrónica y muebles. En cuanto a los servicios, lideran los billetes de viaje, estancias, restaurantes, peluquería, telefonía e Internet.

Aún existen muchas empresas que se preguntan por qué los consumidores compran online aún disponiendo de un establecimiento físico de la misma marca. Bien, los principales motivos que inclinan al consumidor a comprar online son: comodidad, tiempo, disponibilidad del producto y precio.

Podemos decir que la venta online se ha convertido en un canal de venta que ofrece comodidad y agilidad al comprador. La falta de tiempo se ha convertido en unos de los principales problemas de nuestra sociedad y esto se refleja en los motivos de compra de e-consumer: practicidad, comodidad y ahorro de tiempo por encima del precio.

¿Te podemos ayudar?

Contacta con nosotros si quieres llevar a tu empresa al siguiente nivel.