Modelo de negocio: Crossfit

Copia de Copia de Portada blog 3

Hace un año y medio que comencé en el mundo del Crossfit, lo que empezó como una distracción de verano, se ha convertido en una forma de vida. El CrossFit consiste en un entrenamiento funcional combinado con trabajos de fuerza elevados a alta intensidad para conseguir incrementar progresivamente las capacidades de cada atleta. Se trata de una disciplina de entrenamiento que usaban en los marines para ganar Fuerza, Agilidad y Resistencia.

A lo largo de este año y medio en el mundo de Crossfit, he aprendido más sobre gestión de empresas que en cualquier máster. Os comparto mis vivencias:

Crear una filosofía propia

El crossfit no es solo un deporte, también es una marca registrada y como elemento principal es una forma de vivir la vida. El lema de crossfit:

Preparado para lo desconocido y lo impredecible

Está presente en todo punto de contacto y son las normas básicas para entender de qué va este deporte.

Como en el mundo empresarial, debes estar preparado para todo, sin conocer lo que pasará mañana, debes conocer bien tus límites e intentar superarlos cada día.

La Actitud es tan importante como la preparación

Superación y aprendizaje son los puntos clave a la hora de afrontar un entrenamiento de CrossFit. Debes entrenar, tener buen fondo y conocer la técnica de los ejercicios entre otros muchos aspectos, pero debes estar dispuesto a superarte y conocerte a ti mismo cada día para no quedarte estancado.

En una empresa es igual, si tienes una idea de negocio puedes formarte para poder llevarla a cabo, pero siempre deberás tener la actitud para aprender y superarte cada día como empresario.

Es una carrera de fondo, no un sprint

El crossfit es un deporte en el que debes medir bien tus fuerzas. Puede que al principio te veas bien, pero si al final te agotas no serás capaz de terminar los ejercicios. La estrategia es muy importante y marca la diferencia entre terminar o no el entrenamiento del día. En definitiva, cada día debes marcar una estrategia para afrontar tu entrenamiento que te llevará a terminar o no el ejercicio, es decir, te llevará a ganar o perder.

En el mundo de los negocios ocurre algo parecido, no debes hacer todo de golpe, primero se asientan las bases, teniendo en cuenta la actitud que estamos defendiendo con nuestra marca para ser coherentes con ella. No gastemos todos los recursos al principio porque cuando él esté a nuestro favor nos va a costar mucho aprovecharlo.

La competencia es buena: tú mismo.

El primer competidor en crossfit eres tú mismo, cada día tienes que superar tus límites. Pero al contrario de lo que puedas imaginar tu entrenamiento no termina cuando consigues alcanzar la última repetición, el entrenamiento termina cuando termina el último de los compañeros. En CrossFit no compites contra nadie, compites contra ti mismo.

En definitiva, el crossfit es una forma de vida, de elegir como quieres vivir. Eres tu propia marca, crea tu empresa y piensa en como cambiarás el mundo y con qué actitud vas a defenderlo. Vive con tus valores, se coherente y trabaja con consistencia cada día, cada semana y cada mes, se trata de un maratón para alcanzar la vida que quieres vivir.

¿Te podemos ayudar?

Contacta con nosotros si quieres llevar a tu empresa al siguiente nivel.